Crónica | Cena literaria con Victoria Mora en La Vaca Mariposa

Cena literaria con Victoria Mora en La Vaca Mariposa

Las cenas en La Vaca Mariposa se caracterizan por el trato cálido y la rica comida con sabor venezolano. Pero las "literarias" tienen un plus: cenas en vivo y directo con un autor, lo cual significa  una forma deliciosa de acercarte a su obra de primera mano. Acá te cuento cómo estuvo la cena del viernes pasado. La invitada: Victoria Mora(*), narradora emergente argentina.

Caí tarde —no a propósito, por supuesto— y ya estaban los comensales a la mesa. Una de las cosas que más me gusta de las cenas literarias en La Vaca Mariposa es el ambiente que se genera, como si conocieras a todos, aunque no sea así. Conmigo éramos ocho personas en el living de Palermo, zona en la que queda la librería alternativa. Me recibieron con la noticia de que me habían reservado una arepita, única sobreviviente del abreboca. Después me sirvieron una copa de vino e hicimos las presentaciones. Victoria Mora era la escritora invitada de la noche. Ya la conocía del facebook; trabajo con difusión online todo el día y me conecto con gente que nunca he visto en persona. Hasta que un día, como por arte de magia —en eso son cómplices las ferias, presentaciones, ciclos, charlas y talleres—, coincido con alguno y nos conocemos, ¡al fin! Por eso, al encontrarme en la cena con Victoria Mora fue como si nos volviéramos a ver después de un largo viaje.

La entrada: Patacón con pollo mechado y vegetales
Adriana, la anfitrionaza —si se me permite la expresión— que te atiende en La Vaca Mariposa, trajo la entrada enseguida. Por lo general, la cena consiste en abreboca, entrada, plato principal y postre, todo maridado con un rico vino; aunque te puedes llevar tu propia bebida y no cobran el descorche, algo que viene fantástico si el vino no es lo tuyo. El abreboca, que había logrado probar a medias por mi llegada tardía, consistió en arepitas rellenas de carne, aunque también había pan casero y salsas. La entrada de la noche fue un patacón con pollo mechado en colchón de vegetales frescos. Un plato que me recuerda la brisa y el olor del mar. De niña solía comer tostones —versión oriental del plátano verde que en el Zulia llaman patacones—, para acompañar el pescado frito a orilla de la playa, quizás por eso no puedo dejar de asociarlos con el mar. 

Mientras saboreábamos la entrada también charlamos, entre otras cosas, sobre lo último que ha estado escribiendo Victoria Mora. Nos contó que, además de Un mundo oscuro, su libro de cuentos, tiene un libro de ensayos preparado y está en plena escritura de una novela histórica relacionada con la vida de Rodolfo Walsh. Por lo que pude deducir de la charla, la historia política argentina es una excusa frecuente en sus textos. Sin embargo, acotó que no es una militante empedernida sino que le interesa poder dar a conocer esos temas, acercarlos a los lectores. Si llegan a sentirse conmovidos o, simplemente, los descubren, entonces podría decirse que ha cumplido su objetivo.

El plato principal: Carré de cerdo en
salsa de coco
Así llegó el turno del plato principal: carré de cerdo en salsa de coco, acompañado de arroz blanco y ahuyama —calabaza— al vapor. Riquísimo. La salsa de coco es un clásico de la comida zuliana. Alguien preguntó cómo se hacía y Cristian, el otro anfitrión que suele acompañar las cenas en La Vaca Mariposa, nos contó que para obtenerla se necesita procesar pulpa de coco con agua, a temperatura ambiente, la mezcla luego se cuela y exprime. El sabor que le otorga ésta salsa al cerdo es una delicia. Junto con el postre, un dulce de lechosa con piña y natilla que no resistía ninguna dieta, leímos tres de los cuentos de Victoria Mora, incluidos en su libro Un mundo oscuro (Llanto de mudo, 2014). “Barro”, “Muñeca rota” y “Bajen las armas”, fueron los seleccionados. Para ser sincera, si pudiera, cenaría todos los viernes en La Vaca Mariposa, no sólo por la comida sino por la rica charla. Pero no siempre se puede y quizás por eso cuando voy lo disfruto tanto. 

El postre: Dulce de lechosa y piña con natilla
Si todavía no conoces el espacio te recomiendo visitar el blog de La Vaca Mariposa, desde ahí puedes suscribirte para recibir por correo electrónico las notificaciones de los próximos encuentros; también puedes seguirlos en redes sociales:

Lo bueno de éstas cenas literarias es que siempre hay un autor distinto. Selva Almada, Gilda Manso, Alejandra Laurencich, Laura Massolo, Marcos Almada, Ariel Bermani, Natalia Litvinova y Nicolás Correa, entre otros, son algunos de los autores que han visitado La Vaca Mariposa. Cada encuentro es único. Para mí, una ocasión muy recomendable si quieres acercarte a la obra de un autor y, además, comer rico.


Victoria Mora
(*) Victoria Mora. Buenos Aires, 1979. Psicoanalista, docente y escritora. Se ha formado en narrativa participando en distintos talleres literarios. Sus cuentos han sido publicados en distintas antologías. En 2012, recibió el primer premio de la Fiesta Nacional de las Letras en Necochea. Un mundo oscuro es su primer libro de cuentos. Actualmente, es colaboradora de la Revista Kundra y prepara su primera novelaDijo Claudia Piñeiro de sus textos: “conmueven por la contundencia medida con la que narra”. 

Comentarios

  1. Gracias Mau! Preciosa crónica!

    ResponderEliminar
  2. Muy buena reseña Maumy, tiene mucho "peso" esto que hacés. Ya asistiremos a esas sabrosas cenas literarias. Un cariño grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Daniel! La idea es que puedas tomar nota y alguna vez pasarte por La Vaca Mariposa, no sólo a cenar, también organizan otras lindas actividades. En el blog encontrarás más información. ¡Abrazos!

      Eliminar

Publicar un comentario

¡Déjame tu comentario!